Los Comerciantes

PRÓXIMOS EVENTOS

MANUAL DEL VENDEDOR

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

CATEGORÍAS
ARCHIVO

Amor de Huerta es fruta y verdura, pero es mucho, muchísimo más que eso. Es sudor, tesón y la voluntad férrea de Bea, la hortelana que dejó atrás la luz del mediterráneo para cultivar una tierra que da tomates y fresas que maduran despacio hasta finales del verano y que tienen nombre de aristócrata francesa, Mara du Bois y saben a gloria. 

Cultivan fruta y verdura ecológica con métodos basados en el respeto al medioambiente y la utilización eficiente de los recursos naturales. Tanto en la elección de las semillas, la lucha contra las plagas como el abonado y el riego piensan formato eco. Para que los tomates sepan a tomate y a nada más. Se arreglan con aceite de oliva y sal. 

Para que nuestros campos sigan creciendo las amapolas, las abejas conquisten sus castillos de cera y que la palabra cáncer no enrte por tu boca directa al estómago. SIN PESTICIDAS. Y CON MUCHO AMOR.

 

 

02 de August, 2017 / 05:33h.

Tartas de fondant,cookies, muffins, bombones, trufas... un paraíso dulce bajo el prisma de la encantadora Nuria.

Las tartas fondant son la última moda en pastelería. Una tendencia de Estados Unidos que irrumpe en Colmenar con fuerza.

Una cabeza de zombie, un unicornio, una hamburguesa, un cubo de cervezas Mahou, un R2D2, bolso, unas zapatillas de deporte o un minion adorable. A simple vista tienen poco que ver unos con otros, pero por dentro están hechos de lo mismo: bizcocho, mantequilla, colorante y azúcar. Son tartas perfectamente esculpidas en la forma que cada cliente elija. Enormes y elegantes en ocasiones. Siniestras para Halloween o fantásticas en otras.

Solo hace falta un poco de imaginación para pensar un modelo y esperar unos días, ya que esculpir una tarta de estas características puede llevar un vaios días de trabajo.

Para Sweet Nuria el concepto fondant, esa pasta laminada a base de agua y azúcar empleada como recubrimiento, ya no es desconocido. Ella fue una de las primeras en importar este tipo de pastelería, muy tradicional en el mundo anglosajón, y pionera en Colmenar en abrir un negocio con las tartas como protagonistas.

 

Dewey McKinley Wilton, el que le dio nombre al método, no inventó este tipo de pasteles, sino que los comercializó. Fue en 1929, año en que abrió la primera escuela de decoración fondant. Inventó todo tipo de boquillas y mangas para hacer más fácil la realización de estas delicias, que ya entonces eran una especie de producto de lujo.

Con el delantal puesto y el obrador preparado, Sweet Nuria parte un bizcocho relleno de crema de chocolate por la mitad. Se dispone a hacer un bolso que le han encargado para un cumpleaños. Mientras recuerda las tartas más extravagantes que ha esculpido —una calabaza, una raqueta de padel, guitarras, perros, coches, una pelota de fútbol...— , cubre el bollo con crema de mantequilla hasta que no queda ni un espacio sin untar.

Elegancia, creatividad y sabor es lo que ofrece. Pequeñas obras de arte, aunque apenas duren un instante.

01 de September, 2017 / 02:44h.

En una finca (Suerte) de Colmenar Viejo, los hermanos Alfredo y Rafael González levantaron en 1997 uno de esos proyectos apasionados y familiares que nacen de la ilusión y del creer a muerte en una idea. Allí fundaron la empresa de ganadería ecológica Suerte Ampanera y comenzaron a elaborar quesos y yogures con la leche que sus 100 cabras les proporcionaban tras pastar sobre un terreno de 95 hectáreas. 14 años después, en 2011, su queso más insigne, el Moho Blanco, se coronó como el mejor de España según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Hoy, los dos hermanos cuentan con 18 trabajadores, 2.000 cabras y una producción de 300.000 litros de yogur y 50.000 kilos de queso anuales y su producto estrella ha sido uno de los 36 ganadores en el campeonato nacional del Salón de Gourmets de este año entre 725 candidatos.

¿Qué tiene de especial su queso más conocido?

“Es suave y muy cremoso, tiene un mes de maduración y para confeccionarlo utilizamos cuajo vegetal. Además, las bellotas, encinas y hierbas aromáticas de la zona le aportan un carácter peculiar”

Aunque para ellos, lo más importante es que la leche con la que también elaboran un yogur natural cremoso, con un sabor dulce y algo ácido y el aroma característico de siempre, es ecológica. El queso se puede comprar a 10€  y el yogur por unos 2,80€ cada frasco.

Además de elaborar uno de los mejores quesos de Colmenar, tienen otras iniciativas de conservación del Medio Ambiente, como la construcción de un estanque para  la conservación del galápago europeo, el reptil más amenazado de la Comunidad de Madrid, de la mano de la Asociación Grefa

Buenos, buenísimos y además, con conciencia ecológica. No se les puede pedir más ¿o no?

04 de September, 2017 / 05:45h.

Alguien dijo una vez que las ideas simples son las más grandes. Sino que se lo pregunten a Manolo Manzano, nuestro pastelero  preferido que está detrás de los mini croissants que han conquistado los paladares de todo Madrid: los manolitos.

 

"Mi padre y yo nos equivocamos y echamos más mantequilla de la cuenta"

Los croissants son obra de Pastelerías Manolo, una empresa familiar regida por tres hermanos, Manolo, Remedios y Noelia Manzano, que cuenta con 10 tiendas repartidas entre Colmenar Viejo, Tres Cantos, Majadahonda y Madrid. La clave de su éxito es hacer piña, trabajar en su empresa con el cariño con el que se tratan como familia.

 

 

El origen de estos dulces se remonta a 1989. Seis años después abrieron su primera tienda, en la que era la calle principal de Colmenar Viejo. En 1997 compraron un segundo local. El boom, no obstante, se produjo dos años después, cuando la pastelería que hoy es su "buque insignia", aterrizó en la calle Corazón de María.

Hoy, los obradores de Pastelerías Manolo producen 1.000 kg diarios de estos croissants, de los que 500 salen directos a los locales madrileños. 

Además de los famosos croissants, los hermanos Manzano venden todo tipo de repostería: pasteles, bombones, tartas y helados, no hay nada que se les resista. Y de cara a las Navidades ¡turrones!

"La clave de nuestro éxito es la calidad de los productos", siguen usando las recetas de su abuelo, algunas de hace noventa años.

David Bisbal, Carolina Bang, Santiago Segura... son algunos de los famosos que se han declarado fans incondicionales de los croissants colmenareños. Hasta la Reina Sofía siente debilidad por ellos.

"El secreto está en la mantequilla.

Los manolitos son fruto del esfuerzo de años y años de trabajo, que José Manuel Manzano, padre de Manolo, Remedios y Noelia, inculcó desde siempre a sus hijos. Una gran familia, trabajadores y encima son majísimos.

 

07 de October, 2017 / 11:32h.

Sierra de Madrid nace de mi amor por las montañas, y la parte comercial es una variedad de cinco cervezas, elaboradas en el Valle del Lozoya, con agua de la sierra.

Yo soy inglés, con 34 años y 13 años viviendo en España. Pasé 7 años viviendo en Madrid antes de descubrir La Pedriza y enamorarme de la sierra. De hecho, me impactó mucho que hubiera tanta belleza escondida en plena Comunidad de Madrid. He sido profesor de inglés desde que empecé a trabajar hasta hace 2 años cuando lo dejé para dedicarme a la cerveza artesana serrana.

26 de November, 2018 / 03:12h.

1